lunes, 26 de agosto de 2013

Descanso y recreo

Las fuerzas que más descansan y recrean son: una saludable religión, sueño, música  y risas.
Tened fe en Dios, aprended a dormir bien, amad la buena música, y ved el lado divertido de la vida.
 Y la salud y la felicidad serán vuestras.

Pocas cosas pueden envejecer y agriar  a una persona y destruir su  belleza tan rápido como la preocupación.
La preocupación aja el rostro, nos hace apretar las mandíbulas, y nos surca el rostro de arrugas.
Nos hace fruncir el ceño permanentemente, puede hacer que nuestros cabellos se vuelvan blancos y en algunos casos, que se nos caigan.
Puede arruinar nuestra piel y causar todo tipo de erupciones.
Asimismo las preocupaciones pueden crear problemas cardiacos, úlceras de estómago ,y diabetes.
Aquellos que no saben cómo combatir la preocupación mueren jóvenes.

Dios puede perdonar nuestras faltas.El sistema nervioso nunca lo hace.


No hay comentarios:

Publicar un comentario